Las energías renovables en el Uruguay

Las energías renovables en el Uruguay han tenido un gran auge en estos últimos años con la aprobación de diversas leyes y decretos que le han dado un marco regulatorio y un incentivo para su desarrollo. A partir del año 2010 se convirtió en un tema de estado en nuestro país y se trazaron grandes objetivos a corto y largo plazo y cuya fecha límite es el año 2030. Este tipo de inversiones relacionadas a las energías renovables tienen como principal motivación la baja peligrosidad además de su fácil y rápida instalación. Uruguay se ha convertido en un líder en la región y ha invertido más de U$S 2.500 millones en los últimos tres años a fin de asimilarse al modelo alemán que es un referente y pionero en este tema.

 

Ello se debe la necesidad de modificar la matriz energética es un tema que se ha venido desarrollando a gran escala a nivel mundial y puntualmente en Uruguay en los últimos años. Uno de los puntos de partida sin duda fue el Protocolo de Kyoto del año 1998 mediante el cual se obligó a los países desarrollados a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. A partir de esto es que los mencionados países buscarán además de invertir en ellos mismos invertir en países extranjeros como Uruguay, que no tiene compromisos de reducción de los gases, mediante proyectos de energías renovables.

Uruguay comenzó de esta manera a legislar y adecuarse a una nueva infraestructura en materia de energía a fin de acompasarse con el mundo. Fue con el decreto 77/006, mediante el cual UTE promovería la celebración de contratos de compraventa de energía eléctrica a través de licitaciones con proveedores que la generarán a  partir de biomasa, pequeñas centrales hidroeléctricas o energía eólica, que dio el primer puntapié. Estos contratos deben siempre tener pautas claras a fin de atraer a los potenciales inversores por lo cual en líneas generales debe darles garantías suficientes de que podrán desarrollar su inversión de forma segura.  La ley 16.832 regula el Sector eléctrico y modifico leyes anteriores a fin de liberar la generación de energía a la actividad privada y por ende habilitar este tipo de inversiones. A su vez y con diversos decretos y leyes Uruguay ha buscado la promoción de inversiones para la generación de energías de tipos renovables. Uno de los métodos utilizados son los beneficios fiscales y tributarios para quienes deciden invertir y esto se ve reflejado en el decreto 354/009 en donde se concede la exoneración en cierto porcentaje del IRAE entre otros beneficios.

A continuación enumeraremos las principales leyes y decretos a fin de tener una referencia en materia normativa uruguaya referida a la energía renovable: Ley 14.694 (Ley Nacional de Electricidad), Ley 16.832 (Ley de Marco Regulatorio del Sector Eléctrico), decreto 276/002 (Reglamento General del Marco Regulatorio del Sistema Eléctrico Nacional), decreto 277/002 (Reglamento de Distribución de Energía Eléctrica), decreto 278/002 (Reglamento de Trasmisión de Energía Eléctrica), decreto 354/009 (Promoción de Energías Renovables), decreto 258/009 (Mapa Eólico), decreto 403/009 y 159/011 (Celebración de Contratos de Compraventa de energía Eólica).

En Uruguay, tal como mencionáramos previamente, en estos últimos años han tenido mucho auge la generación eólica a gran escala como principal energía renovable, que consiste en la construcción e instalación de parques eólicos conectados a la red de transporte de energía eléctrica a lo largo y ancho de nuestro país. Los mismos  han avanzado vertiginosamente en este último tiempo debido a ciertos factores como por ejemplo la inestabilidad del valor del petróleo y a las amenazas del cambio climático en el mundo entero. En nuestro país con políticas de estado y decretos como el 403/009 y 159/011 se ha buscado su desarrollo e impulso. En Uruguay hoy día existen muchos parques instalados y varios que se están construyendo, cantidad que de acuerdo a información recabada en la página web del gobierno ( www.energiaeolica.gub.uy) ascienden a más de 35. Los mismos han sido promovidos y desarrollados a través de contratos de compra de energía con la empresa estatal UTE. Esto ha significado una gran ventaja para los inversores puesto que tiene el respaldo de una empresa estatal y se les aseguran periodos extendidos en el tiempo con precios que ya están previamente establecidos. Incluso cabe mencionar que la ley 18.866 aumento de 15 a  30 años el plazo máximo para arrendar inmuebles que tengan como destino la generación de energía eléctrica lo cual permitió aun más fomentar la construcción de este tipo de emprendimientos.

Otra energía renovable que esta comenzado a desarrollar e implementar también es la de la energía solar y es por eso que se aprobará la ley 18.585 en donde se conceden facilidades en los permisos de construcción a quienes acrediten utilizar este tipo de energía para el calentamiento de agua, sobre todo y a modo de ejemplo el caso de hospitales o clubes deportivos. Este tipo de energía también ha comenzado a impulsar nuevos emprendimientos a nivel nacional y estatal y también a nivel domestico mediante el denominado “Plan solar” en donde se dan créditos reembolsables financiados en hasta 60 cuotas a fin de que todos los hogares uruguayos cuenten con calentadores solares de agua.

A modo de conclusión debemos decir que Uruguay se ha posicionado como uno de los líderes de la región en la utilización de los diferentes tipos de energías renovables. El Estado ha reglamentado y el Poder Legislativo legislado diversas normas, que fueron enumeradas previamente, mediante las cuales se han buscado y se busca fomentar la utilización de este tipo de energías tanto a nivel industrial como a nivel domestico. Por un lado se han dado facilidades tributarias e incentivos fiscales y contratos a largo plazo a las empresas que quieren construir parques de gran magnitud en nuestro país y por otro lado también se ha incentivado a menor escala y nivel doméstico mediante apoyo económico y concientización. Obviamente y al ser un tema muy nuevo y vigente corresponderá a la doctrina profundizar e interpretar las normas sobre todo en lo que refiere a situaciones y contingencias que se pueden dar en los proyectos que son a tan largo plazo y en mayor medida a la gente entender la motivación e importancia de la utilización de este tipo de energía.

Desde nuestro punto de vista consideramos que Uruguay está en el camino correcto por el cual se permitirá en los años venideros y sobre todo a las futuras generaciones auto sustentarse en los quehaceres diarios mediante energías renovables. De esta forma se podrá economizar y sobre todo ayudar en gran medida a uno de los principales problemas que tiene nuestro planeta hoy como es el calentamiento global y el efecto invernadero.