Nueva ley de maternidad, paternidad y cuidados

La Ley Nº19.161 y su decreto reglamentario Nº17/014 modifican el régimen de los subsidios por maternidad y paternidad.

La Ley 19.161 da una nueva regulación al subsidio por maternidad, amplía la licencia paternal y crea un subsidio por paternidad para trabajadores de la actividad privada y otro para cuidados del recién nacido.

SUBSIDIO POR MATERNIDAD:

Con respecto al subsidio por maternidad, incluye dentro de las beneficiarias a trabajadoras no dependientes que desarrollaren actividades amparadas por el Banco de Previsión Social, siempre que no tuvieren más de un trabajador subordinado, así como también a las titulares de empresas monotributistas.Asimismo, extiende su duración que pasa de 12 a 14 semanas. La ley establece que las beneficiarias deben cesar su trabajo seis semanas antes de la fecha presunta del parto y no reiniciarlo sino hasta ocho semanas después del mismo. De todas formas, la ley prevé que las beneficiarias autorizadas por el Banco de Previsión Social podrán variar los períodos de licencia mencionados, manteniendo el período mínimo de descanso previsto que no podrá ser inferior a catorce semanas.

En el caso de que el parto sobreviniere antes de la fecha presunta, la beneficiaria iniciará el descanso de inmediato y el período de descanso puerperal se verá prolongado hasta completar las catorce semanas previstas por la ley o las ocho semanas posteriores a la fecha del parto prevista inicialmente, si este término venciere con posterioridad a aquel.

Cuando el parto sobreviniere después de la fecha presunta, el descanso tomado anteriormente será siempre prolongado hasta la fecha real del parto y la duración del descanso puerperal obligatorio no será reducida.

En el caso de enfermedad como consecuencia del embarazo o del parto, la beneficiaria tendrá derecho a una prolongación del descanso prenatal o puerperal, respectivamente. Los descansos suplementarios referidos no podrán exceder, en conjunto, los seis meses y su concesión y duración serán determinadas por el organismo a cuyo cargo se encuentren las prestaciones indicadas.

Durante los períodos de descanso la beneficiaria percibirá:

A)      Si se tratare de trabajadora dependiente, el promedio mensual o diario (si fuere remunerada por mes o por día u hora) de sus asignaciones computables percibidas en los últimos seis meses, más la cuota parte correspondiente al sueldo anual complementario, licencia y salario vacacional a que hubiere lugar por el período de amparo.

B)      Si se tratare de trabajadora no dependiente, el promedio mensual de sus asignaciones computables de los últimos doce meses.

Se establece que en ningún caso el monto del subsidio por maternidad será inferior a 2 BPC (Bases de Prestaciones y Contribuciones) por mes o la suma que proporcionalmente correspondiere para períodos menores.

Los plazos mencionados corresponderán a período de trabajo efectivo si fuere más favorable para la trabajadora.

SUBSIDIO POR PATERNIDAD:

En cuanto al subsidio por paternidad, tendrán derecho al mismo, los trabajadores dependientes de la actividad privada, trabajadores no dependientes que desarrollaren actividades amparadas por el Banco de Previsión Social, siempre que no tuvieren más de un trabajador subordinado, y los titulares de empresas monotributistas.

Se encuentran excluidos los beneficiariosque figuren inscriptos como deudores alimentarios morosos en el Registro Nacional de Actos Personales, sección Interdicciones.

El descanso aumentará gradualmente. Será de un máximo de tres días continuos, a partir de la entrada en vigencia de la ley, un máximo de siete días continuos a partir del 1º de enero de 2015 y un máximo de diez días continuos a partir del 1º de enero de 2016. El período de descanso previsto se iniciará el día del parto, salvo para quienes tuvieren derecho a la licencia prevista por el artículo 5º de la Ley 18.345 del 11 de setiembre de 2008, en cuyos casos comenzará inmediatamente después de concluida esta.

Con respecto al monto del subsidio, rigen los mismos parámetros que para el subsidio por maternidad.

En el caso de los trabajadores dependientes, el beneficiario deberá comunicar en forma fehaciente a su empleador la fecha probable del parto, con una antelación mínima de dos semanas.

Para recibir el subsidio por paternidad previsto en la ley, el interesado deberá presentar ante el Banco de Previsión Social el certificado médico correspondiente o testimonio de la partida de nacimiento de su hijo, en la forma y condiciones que determine el referido organismo.

SUBSIDIO PARA CUIDADOS:

Se instaura un subsidio para el cuidado del recién nacido que podrán usar indistintamente y en forma alternada el padre y la madre una vez finalizado el período de subsidio por maternidad previsto en la ley, que fue hasta que el referido hijo de los beneficiarios cumpla cuatro meses de edaddurante el período 2014, y se extendió a partirdel 1º de enero de 2015, hasta los cinco meses de edad del hijo y a partir del 1º de enero de 2016, se extenderá hasta los seis meses de edad.

El beneficio está condicionado a que la trabajadora permaneciere en actividad o amparada al seguro por enfermedad. El goce del subsidio parental es incompatible con la percepción de cualquier subsidio por inactividad compensada por parte del mismo beneficiario.

Con este subsidio se aplica una reducción de la jornada de trabajo. La actividad laboral de los beneficiarios del subsidio para cuidados no excederá la mitad del horario habitual ni podrá superar las cuatro horas diarias.

El monto del subsidio para uno u otro progenitor será de la mitad del respectivamente previsto para las licencias por maternidad y paternidad respectivamente.

DISPOSICIONES GENERALES:

Los beneficiarios no podrán desarrollar actividad remunerada alguna durante los períodos de ausencia por tales motivos, así como también rige dicha prohibición en cuanto a las horas de ausencia para cuidados, de la que hagan uso los beneficiarios del subsidio por esta causal.

La infracción de la presente disposición implicará la pérdida del derecho al cobro del subsidio correspondiente, durante el lapso que dure dicha inobservancia.

Los beneficiarios de los subsidios previstos mantendrán su inclusión en el Seguro Nacional de Salud durante el período de amparo de los mismos.

Las empresas no estarán obligadas a abonar indemnización por despido a quienes, habiendo ingresado en sustitución de un trabajador en goce de los subsidios previstos en la ley, cesaren con motivo del reintegro total o parcial de este. Esta circunstancia deberá estar documentada fehacientemente en forma previa.