Nueva obligación para realizar trámites ante la Dirección General Impositiva: constituir domicilio electrónico

Desde hace unos años el país se ha enmarcado en una modernización de los canales de comunicación y gestión de trámites ante los organismos públicos. En este sentido las leyes 19.149 y 19.355 establecieron el uso de medios electrónicos y entre ellos el domicilio electrónico, para las comunicaciones y notificaciones que la Dirección General Impositiva deba de realizar.

Según la normativa regulatoria, dicho domicilio debe ser constituido por todas las personas físicas que tengan o no actividad empresarial que se vinculen directa o indirectamente con la Dirección General Impositiva, tanto en su calidad de tales como en su calidad de titulares, socios, directores, accionistas, representantes u otros de personas jurídicas o entidades.

Es importante tener en cuenta que la constitución de este domicilio empezaría a ser controlada por DGI a partir del 10/06/2019 cada vez que se presente o formule una petición, interpongan recursos o evacúen vistas. Por lo que hasta dicha instancia no se generaría la necesidad de constitución.

Por su parte, según ha aclarado el organismo si al momento de iniciar el trámite o de presentar el escrito respectivo no tuviera el domicilio electrónico constituido, igual se recibiría el mismo, otorgándose un plazo de 10 días hábiles para cumplir con dicha obligación. Si vencido dicho plazo no se hubiera constituido y declarado el domicilio, el escrito y/o documentación presentada será archivado.

En caso de que requiera conocer o contar con asistencia para efectuar el trámite de constitución del domicilio electrónico puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo: [email protected]